3 de mayo, Día del Albañil y de la Santa Cruz

0
1470

albañilOaxaca de Juárez, Oaxaca a 2 de Mayo del 2014.-  Entre andamios, vigas y bultos de cemento, los albañiles se preparan para celebrar el Día de la Santa Cruz este 3 de mayo. Muchos de ellos afirman que en esta ocasión la carestía y la pulverización de los salarios harán que la fiesta sea sencilla.

Luis García, “maestro” albañil, opina que con el incremento a los insumos como el acero y el cemento, los constructores resarcen el costo contratando menos trabajadores, “desde meses, sólo se hacen obras que requieren poco personal”.

En este momento, aseguró, el 50 por ciento de los albañiles con trabajo están mal pagados y el restante 50 por ciento está desempleado.

NADA QUÉ FESTEJAR

Erasmo tuvo suerte de conseguir empleo fijo en la construcción de un parque infantil. Por nueve horas diarias de trabajo recibirá una “raya” semanal de mil 800 pesos.

Pero del otro lado de la moneda se encuentra Juan Carlos. Él no tiene la misma oportunidad. Es de los trabajadores de la construcción que acuden diariamente al estacionamiento del Mercado de Abasto en busca de que alguien lo contrate, con el riesgo de terminar el día con los bolsillos vacíos.

Sin prestaciones de ningún tipo, expuestos a las inclemencias del tiempo y a los riesgos de trabajo que conlleva esta actividad por una paga irrisoria, a la voluble contratación de mano de obra y hasta a la extorsión por parte de policías municipales, viven muchos albañiles en Oaxaca.

DISCRIMINADOS

Aunque muchos no tienen nada que festejar, defienden la actividad de la albañilería como una de las fuerzas productivas del sector laboral más importante.
Algunos de ellos, como Carlos Castellanos Cruz, aseguraron que las empresas constructoras y el gobierno estatal no los contrata; al contrario, traen a “fuereños”.

Además, prefieren ser independientes porque hay muchos problemas entre los sindicatos porque se pelean las obras que hay en Oaxaca.

Carlos es uno de los que a diario acuden a la zona de la Central de Abasto en busca de que alguien los recoja para realizar algún trabajo de albañilería.

Por: SILVIA CHAVELA