Conceptos y Decisiones

0
97

Por Adán Córdova*

VIOLACIÓN DEL VOTO PÚBLICO.

“Sólo espero que el pueblo de México
sea el que decida el gobierno que quiere.”
Rosario Ibarra.

De acuerdo con la Real Academia Española, la palabra voto proviene del latín votum y una de sus acepciones es “expresión pública o secreta de una preferencia ante una opción” y por violación, tiene origen del latín violar, infringir o quebrantar una ley, un tratado, un precepto, una promesa, etc.(1)
De esta manera, podemos considerar que de forma gramatical violación del voto es el quebranto de la expresión pública o secreta de una preferencia.
La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha determinado que por violación del voto público se entiende la incidencia de un hecho o hechos graves y concretamente determinados, que transgreden las leyes electorales y los principios establecidos en la Constitución Federal para las elecciones que se verifiquen en cualquier nivel de gobierno.(2)
Los derechos políticos de los que gozan los ciudadanos establecidos en nuestra Carta Magna – artículos 35 y 36- también han sido reconocidos en instrumentos internacionales como la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto de Derechos Civiles y Políticos.
El principal derecho político es el voto, derecho que sólo pueden ejercer aquellos que se consideran ciudadanos, es decir, todos los hombres y mujeres mayores de edad -los especialistas consideran que una persona alcanza la mayoría de edad cuando ha adquirido la madurez intelectual y racional suficiente como para no verse influenciada por factores externos a ella- que estén inscritos en el padrón electoral del Instituto Nacional Electoral, cuenten con documento idóneo para ejercer su derecho y, no tengan impedimento legal para realizarlo.
Para el Profesor-Investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Alejandro Aparicio, el participar en los procesos electorales y ejercer el derecho de votar por quien se considera una opción, es un proceso racional, resultado de la evaluación costo-beneficio que realiza el sujeto, ¿Qué gano si voy a votar? ¿Qué gano si voto? ¿Qué gano si voto por A o B? ¿Qué pasa sino voto?
No sólo se trata de ejercer un derecho o contar con los requisitos para hacerlo, va más allá al momento que decidimos votar y evaluamos por quien, es decir, inicia el trabajo de las instituciones para garantizar que nuestra decisión será respetada.
El sistema electoral en nuestro país es una de las instituciones que mas evoluación legal e institucional ha tenido desde 1977, proceso que ha sido impulsado por el interés de la ciudadania, las instituciones, los partidos y actores políticos, pero el actuar de algunos funcionarios y la duda de ciertos resultados, muestran que aun falta por avanzar, pero esto no será posible sin la participación ciudadana.
Compete a los servidores actuar dentro del marco de la ley y de manera pública brindar la información necesaria para dar certeza de su conducta y la garantía del respeto a los resultados.
La falta de información lastima la democracia, pero la promoción de información falsa o dirigida, lacera las instituciones, a los partidos políticos, a los candidatos y a todos aquellos que participan en un proceso electoral.
Una frágil democracia no sólo tiene impactos sociales y políticos, de acuerdo con analistas del sector privado también amenaza la economía, la inversión y el empleo, pero lo más trascendente, sesga la participación ciudadana que es la que le fortalece.
Los gobiernos emanados de procesos opacos, carecen de legitimidad, gobiernan con minorías. Su toma de decisiones tiene un impacto económicamente elevado y democráticamente impuro, generando con su actuar que la sociedad crea menos en el proceso electoral, en sus participantes y en la democracia.

(*) El autor es egresado de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y realiza estudios de Análisis Político en el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).
Correo Electrónico: adancordovatrujillo@gmail.com
Referencias Bibliográficas:
1. Rae (2017) Diccionario de la Lengua Española. Recuperado el 02 de junio de 2017, de http://dle.rae.es/?id=c4HSlQR
2. Suprema Corte de Justicia de la Nación(2012) La Violación del Voto Público. (2ª ed.) México.

No hay comentarios