lejandro Aparicio, propone el rescate de comida y garantizar la soberanía alimentaria y nutricional en Oaxaca

0
26

++ Se busca fortalecer los bancos de alimentos, comedores populares y que ello llegue a más familias con mayor necesidad.

San Raymundo Jalpan, Oax.,- En ese contexto, el legislador, dijo que ante ello sin embargo, miles de nuestros hermanos, padecen hambre y presentan diversos grados de desnutrición, por otra parte toneladas de alimentos se desperdician, gran parte de las cosechas de alimentos no llegan a los consumidores finales, se abandonan en los campos de cultivo, se pierden en el traslado, se echan a perder por la falta de sistemas adecuados de refrigeración y almacenamiento, o mucho más peor son rechazadas por los intermediarios debido a que no cumplen con los criterios estéticos porque calidad de producción la tienen.

Aparicio Santiago, expuso en la Máxima Tribuna de Oaxaca que los alimentos que sufren alteraciones en el envasado o pierden las características que los hacen atractivos son considerados como residuos o desechos, a pesar de que son perfectamente comestibles, enormes cantidades de comida preparada son arrojadas a la basura porque no se venden, pero prefieren tirarlas en vez de donarlas.

El diputado de Morena propuso una solución al desperdicio de alimentos en reducir su precio o donarlos a comedores públicos o bancos de alimentos, pero los supermercados no consideran esta posibilidad porque podrían perjudicar sus ventas y no quieren disminuir sus ingresos.

Citó que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ha señalado que en el mundo se producen alimentos suficientes para erradicar el hambre. Si se recuperan la mitad de los productos que se desperdician es posible alimentar a toda la población del planeta.

Señaló que México forma parte de organismos internacionales como la FAO y ha suscrito diversos instrumentos legales entre los que destacan la Declaración Universal de los Derechos Humanos; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en donde se establece que el Estado está obligado a garantizar el derecho a la alimentación.

“A nivel nacional, la Secretaría de Desarrollo Social reconoce que anualmente se desperdician 19 millones de toneladas de alimentos que equivalen al consumo de 27 millones de personas, casi la mitad de los alimentos desperdiciados son frutas y verduras, los cereales representan el 29 por ciento y los productos de origen animal, cárnicos lácteos y pescado el 25 por ciento”, apuntó.

Aseveró que en Oaxaca desgraciadamente no se cuenta con este tipo de estadísticas porque a nadie le interesa prevenir el desperdicio de alimentos tampoco existe una ley que los obligue a informar el destino final de los productos que no venden.

La destrucción de alimentos es una práctica oculta que intenta pasar desapercibida, donde señaló que son muy pocas las empresas que actúan con responsabilidad social y tienen un compromiso con el cuidado del medio ambiente.

Con esta propuesta que abona a la soberanía alimenticia el Partido Morena en Oaxaca se suma al gran movimiento mundial “Salvemos la Comida”, para buscar que reduzcan la pérdida y el desperdicio de alimentos, por eso es necesario legislar y dejar en claro la obligación de estado de prevenir y fomentar prácticas de consumo razonable, erradicar el consumo que favorece falsas necesidades y genera hábitos equivocados, buscar que la sociedad participe en acciones que contribuyan a la formación de bancos de alimentos, comedores populares y organizaciones solidarias comprometidas con los miles de familias oaxaqueñas que hoy en día no puede adquirir la canasta básica.

Señaló que urge que los grandes supermercados, hoteles, restaurantes adopten medidas para disminuir el desperdicio de alimentos, donando los productos que aún pueden ser consumidos y no se venden por diversos motivos.

“Los alimentos que no sean aptos para el consumo humano deben ser donados para la alimentación animal, la fabricación de abonos agrícolas o combustibles biodegradables”, indicó.

Enfrentar el desperdicio de alimentos ayudará a construir un futuro sustentable, pues repercute en la solución de otros problemas como el desperdicio de energía, la disminución de emisiones de dióxido de carbono, la contaminación y el despilfarro de agua, el empleo de pesticidas, el cambio en los usos del suelo, la preservación de los ecosistemas, la biodiversidad y de paso ayuda a combatir el calentamiento global.

El representante del distrito de Tlaxiaco puso a consideración ante la soberanía donde Congreso de Oaxaca esta iniciativa que sin duda redundará a beneficio de las familias en la entidad y en las regiones con mayor necesidad y carencia alimentaria.

No hay comentarios