Cada hora se vierten 20 millones de litros de aguas negras a los ríos de Oaxaca: Donovan Rito

0
140

La insuficiente capacidad instalada de los Municipios y la falta de coordinación entre los tres niveles de gobierno, se ha convertido en un grave problema de destrucción ambiental y de salud humana por la contaminación de los ríos, arroyos y otros cuerpos de agua superficial y subterránea.

El Diputado Donovan Rito García presentó en un punto de acuerdo que fue aprobado por unanimidad en el pleno, un exhorto para que los Ayuntamientos de la entidad prioricen en su obra pública de este año la construcción de infraestructura para el saneamiento de las aguas residuales municipales. En tribuna manifestó que resulta preocupante que en Oaxaca sólo se esté saneando el 16% de las aguas residuales mientras que en el País se alcanza ya el 57%.

El legislador local dio a conocer que es imprescindible tomar acciones de inmediato pues cada hora se vierten 20 millones de litros de aguas negras a los ríos de la entidad contaminando tanto el agua superficial como el agua subterránea que se utiliza para consumo humano.

Donovan Rito hizo un llamado al Gobierno Federal para que a la brevedad se destinen recursos para el saneamiento de las aguas negras, ya que si bien es atribución de los Municipios, los recursos con que cuentan son insuficientes, de igual modo convocó al Gobierno del Estado a que destine recursos para estas acciones.

“Desde el año 2010 la Organización de las Naciones Unidas declaró como derecho humano el acceso al agua potable en calidad y cantidad así como al saneamiento; de igual modo a partir del año 2012 el artículo 4 de la Constitución Política de México establece que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”, afirmó Donovan Rito.

Durante su intervención en el pleno de la Cámara, el legislador por Tehuantepec mencionó que el agua contaminada es un problema que debe atenderse con urgencia, lo cual ha sido una prioridad incluso a nivel mundial por las repercusiones en todos los ámbitos de la vida, particularmente en la salud humana.

El diputado priista señaló que cada año acontecen unas cinco millones de defunciones como consecuencia de enfermedades transmitidas por el agua, principalmente por el cólera, la disentería y la fiebre tifoidea, enfermedades que son la principal causa de muerte en menores de cinco años. En el 2015 murieron en México más de 500 mil personas por la diarrea.

No hacer algo de inmediato en Oaxaca no solo pone en riesgo nuestra viabilidad futura y de los ecosistemas, sino que nos coloca en situación real de violación sistemática de uno de los derechos humanos de la población oaxaqueña: el agua

Rebeca Luna Jiménez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here