Cae otro más de la banda de la CTM, El Manuelón fue detenido en Guadalajara por la PGR

0
85

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR detuvieron en la ciudad de Guadalajara al líder de la CTM en la Costa, Luis Manuel Vásquez Sánchez (a) El Manuelón”,  en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado, lesiones, amenazas y extorsión.

La detención de Luis Manuel se realizó la mañana de éste viernes quien forma parte del grupo delictivo de Marco Antonio Sánchez Cruz, secretario de Finanzas de la CTM en Oaxaca, preso en el Cefereso 13 de Mengolí de Morelos Miahuatlán.

La detención de “El Manuelón” se da luego de que en julio del 2017, el presidente municipal de San Pedro Pochutla Víctor Cruz Vásquez denunciara  a los hermanos Abizaid y Luis Manuel Vásquez Sánchez, dirigentes de la CTM-Costa, le presionaron para seguir ‘trabajando’ con sus sindicatos quitandole fuertes cantidades de dinero.

El 23 de julio se publicó amplia información firmada por Anahí Ortigoza intitulada “Rompe Edil de Pochutla y la CTM. Aunque me maten voy a confesar la verdad, asegura”.

“Ya no puedo más, ya me cansé de chantajes por parte de la CTM, gracias a ellos el dinero no nos alcanza, y si confesar esta verdad me cuesta la vida, ni modos, pero Pochutla está primero”, confesó el presidente Víctor Cruz.

Acepto dijo “que el peor error que he cometido en mi vida política es aceptar el apoyo para mi campaña de la CTM”.

“La cita fue para el lunes 10 de julio 2017 en la sala de Cabildo del palacio municipal, los agentes y representantes municipales fueron llegando uno a uno, a la una de la tarde el salón estaba lleno. El presidente municipal Víctor Vázquez conocido mejor como “Colorín” arribo con su Cabildo”.

La mayoría de los agentes municipales estaban preparados para írseles con todo. El problema más difícil que enfrentaría el presidente era lo del basurero ubicado en La Ciénega.

Escuchó los reclamos de la comunidad de Palotada, del agente de Puerto Ángel, Arroyo Cruz, Los Reyes, Chacalapa, El Limón y todos los que componen el municipio pochutleco.

De repente, el presidente, se puso de pie y se soltó: Bueno compañeros, conozco sus sufrimientos, reconozco los incumplimientos, los he escuchado y es cierto todo; “pero aquí hay algo… y voy a confesarme con ustedes”.

Respiró profundo y continuó, esto es delicado, pero es necesario decirlo porque yo me debo a Pochutla, aunque me maten voy a confesar la verdad…Ya no puedo más, ya me cansé de chantajes por parte de la CTM porque, gracias a ellos a ustedes no les llega su dinero, gracias a ellos el dinero que llega al municipio no alcanza porque todo se lo llevan ellos, con el argumento que les debo de la campaña y, quiero dejar claro; yo no recibí ningún peso de la CTM para la campaña, no lo niego, tuve el apoyo de sus carros, taxis y gente, pero no dinero, aclaró.

Y dijo: Reconozco que el peor error que he cometido en mi vida política es haber aceptado el apoyo para mi campaña de la CTM, pero de aquí en adelante ningún peso más; y sí por lo que estoy confesando me van a matar, ni modos, expresó seguro el presidente y fue más allá.

También me pongo a disposición de la PGR para que nos investiguen, así que les pido su confianza y no se dejen manipular, aquí somos un equipo y vamos a trabajar juntos por Pochutla.

El fondo del rompimiento entre el presidente y la CTM, nadie sabe con exactitud. La CTM hasta ese momento no había fijado su postura y solo se sabía que le estaba cobrando al ayuntamiento una fuerte suma de dinero que debe a la Unión de Camioneros Materialistas de la CTM, así como otros acuerdos.

La situación generó que los lugareños pidieran a la Fiscalía General del Estado ejecute las ordenes de aprehensión que tienen Abizaid y Luis Manuel Vázquez Sánchez, quienes también tienen diversas denuncias por extorsión, homicidio, robo y trata de personas, las cuales no han prosperado ya que los referidos hermanos Vázquez Sánchez, son pistoleros y lugartenientes de su primo Marcos Sánchez, quién es dirigente en Oaxaca de la CTM y quien está detenido.

Rebeca Luna Jiménez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here