Denuncian peligro para la vida de Elisa Zepeda Lagunas, Diputada local electa

0
114

 

Rebeca Luna Jiménez
En redes sociales se pidió al Fiscal General, garantizar la seguridad ante el escenario violento en el que Zepeda Lagunas permanece por el proceso legal contra los responsables de los delitos de violencia política que sufrió en el 2014.

En ese año, La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación por la agresión contra la entonces activista mazateca Elisa Zepeda Lagunas, quien el domingo 14 de diciembre fue golpeada y amenazada por al menos tres sujetos encabezados por el alcalde con licencia, Alfredo Bolaños Pacheco.

En el ataque registrado en el municipio de Eloxochitlán de Flores Magón, Oaxaca, durante una asamblea vecinal para elegir alcalde, resultó lesionada su madre y muerto su hermano Manuel. Además, su casa fue incendiada.

Según la CNDH, al parecer, Bolaños Pacheco y tres hombres más “la amenazaron con una escopeta que le colocaron en la cabeza, la golpearon con un palo, la arrastraron por 20 metros jalándola de los cabellos, además de azotarla en el piso y patearla en las costillas”.

Los agresores incendiaron luego el domicilio de la activista con bombas molotov. Además, detuvieron a su hermano, Manuel Zepeda Lagunas, a quien llevaron a la plaza pública para torturarlo y causarle la muerte, “sin que autoridad alguna interviniera para contener la situación de violencia”.
Por tales hechos, la CNDH informó que envió a la localidad a un grupo de visitadores adjuntos en Oaxaca, adscritos a la Dirección General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos –conformado por abogados, médicos y psicólogos–, para recabar información y datos relativos al caso y proporcionar atención integral a las víctimas.

El organismo informó que dará seguimiento “puntual” a las indagatorias, además de que vigilará la actuación de la Fiscalía de Justicia de Oaxaca para investigar a los responsables y que “se les castigue conforme a la ley”.