Evento de Juárez en Guelatao fue encapsulado por burócratas y maestros

0
120

Rebeca Luna Jiménez

Todo un escenario de partido de futbol se convirtió la explanada de San Pablo Guelatao, la cuna del Benemérito de las Américas, Benito Juárez García, en su 213 aniversario. Ubicada a 45 kilómetros al norte de la capital oaxaqueña, en ésta ocasión, el presidente de México, determinó llegar al evento oficial a las 16 horas y no como cada año que se realiza por las mañanas.

Un día antes, trabajadores de confianza de varias dependencias de gobierno, incluso de algunos municipios de la entidad, fueron trasladados a Guelatao para hacer «presencia» y estar en el evento, aunque algunos consideraron que fueron aplacar los abucheos que en el país se han realizado a varios gobernadores.

Junto con la presencia de los burócratas, también se unieron las de priístas con matracas en mano que eran activadas cada que los maestros de la Sección 22 protestaban por la Ley de Educación.

Se recuerda por los habitantes de la fría comunidad ubicada en la Sierra Norte, que desde hace 18 años, los presidentes de la República dejaron de venir a los eventos oficiales, fue el gobierno de Vicente Fox quien decidió no acercarse a la población porque los profesores de la Sección 22, se manifestaban.

El desaire, se dejó en éste año, sin embargo, para algunas autoridades de Guelatao, la hora para realizar el evento, 16.00 horas, los molestó pues es por la mañana donde se realiza un magno evento, donde también participan los alumnos de las escuelas. En éste año, la Sección 22 realizó su evento a las 10.00 horas con la presencia de burócratas adormilados.

Hubo manifestaciones de algunos inconformes, desde pintas en bardas y anuncios en la carretera entre otros, por ejemplo los pobladores de Valle Nacional, cuyas tierras piden al gobierno estatal que se les restablezca, taxistas del Estado de Oaxaca también colocaron una enorme manta, que después fue quitada ya que le pedían al gobernador la atención en la Secretaria de Movilidad y Vialidad, también de trabajadores de Progresa que fueron despedidos y colocaron una manta pidiendo ayuda para 187 familias que se quedaron sin sustento.

Alrededor de 200 presidentes municipales asistieron también al evento, los diputados locales sobre todo de Morena y el PT, que aunque a algunos les costó trabajo para dejarlos entrar por llegar tarde, pasaron a regañadientas de los organizadores.

Fueron alrededor de 12 horas que muchos permanecieron en su lugar, esperando el evento,  les llegaron a regalar comida y bebidas, otros más decidieron comer barbacoa, caminar por la tierra de Juárez o estar en la laguna donde se recuerda tocaba su flauta.

La espera fue larga para muchos, pues el sistema de telefonía celular fue suspendida, lo que provocó molestia en la mayoría de asistentes al no poderse comunicar con sus familiares.

Sin embargo, a la hora del evento oficial, la situación cambió, un comboy del presidente de México, y del gobernador subió hasta la explanada provocando el atropellamiento de un corresponsal del periódico Al Día, ni los titulares de Seguridad ni Vialidad tenían la instrucción de subir. El corresponsal Sertgio Priego Rodríguez fue trasladado en una ambulancia al hospital de Ixtlán de Juárez, y de acuerdo a comentarios tiene fracturada una costilla.

Un evento donde se escuchó que el presidente de México estará cada año los 21 de marzo, en una comunidad con dignidad, donde muchos serranos no estuvieron en el evento que fue encapsulado por burócratas y maestros y que esperan que no ocurra lo mismo también año con año.